Beneficios de la mejora del aislamiento térmico en ventanas

Disponer de un buen aislamiento térmico en el interior de nuestro hogar es muy importante para mantener durante más tiempo una temperatura estable tanto los meses más calurosos como en los meses más fríos del año.

De esta forma, además de ganar en confort, también conseguiremos un ahorro importante. Para ello, un factor clave es contar con un buen aislamiento térmico en nuestras ventanas.

A medio y largo plazo, el marco y cristal de nuestras ventanas, serán los responsables de proporcionar un perfecto bienestar en nuestra casa, evitando la pérdida de calor y la penetración de humedad y frío al interior, permitiendo así una buena capacidad de aislamiento.

Para conseguir el mejor aislamiento en nuestras ventanas, conviene tener en cuenta los factores principales que influirán en este ahorro como son los materiales del perfil de la ventanas, el nivel de hermeticidad o la calidad del cristal.

Disponer de un buen material en las ventanas como las carpinterías de aluminio o PVC, dispondremos de un puente térmico muy bajo. De la misma forma, que si disponemos de un buen nivel de hermeticidad, esto nos va a garantizar un aislamiento térmico óptimo.

La calidad del cristal es también clave, ya que un acristalamiento adecuado, favorecerá una mejor captación solar.

Para elegir el mejor acristalamiento para nuestras ventanas, es conveniente tener en cuenta la zona donde vivimos, ya que según el lugar, convendrá instalar uno u otro modelo, aunque es conveniente elegir cristales con valores reducidos de U o el equivalente a (W/m2K), que son acristalamientos que permiten la menor transmitancia térmica y la máxima transmisión luminosa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *